El joven puerto de Colindres I

publicado en: Letras y lectura | 0

Primero de tres artículos que describen los orígenes y desarrollo del puerto de Colindres

Con San Ginés de Colindres, Cofradía de Pescadores creada en 1783, la tradición marinera y los cantares populares, no ha sido difícil creer que su actual puerto, es la lógica herencia continuista de aquellos astilleros reales, los conocidos por Falgote, creados en el siglo XVII, de los que vieron aguas más de 30 galeones para las armadas reales. Y nada más lejos de la realidad.  El actual puerto nace en 1935, cuando se construye en la ría del Asón, un “muro” de hormigón para atraque de embarcaciones, perpendicular al puente de la carretera nacional de Santander a Bilbao, aprovechando para ello, la ya existente rampa  de la “Barca de Treto”. 

A través de los vestigios y la documentación existente se puede comprobar como este puerto es el resultado de sucesivas construcciones que dotaban a las infraestructuras anteriores de una mayor operatividad o se adaptaban a las nuevas condiciones o demandas del sector, y que nacieron con la primera rampa varadero situada en la zona sur del actual puerto. 

Junto a la desaparición del Gremio de Pescadores de Colindres en 1864, y sin proponérselo, se definió lo que a la postre sería uno de los límites del actual puerto, cuando se decidió solucionar los numerosos problemas de tráfico rodado de carruajes que se producían a la llegada y salida de la barca que cruzaba el Asón, accesos deteriorados por el intenso tráfico, la acción de las mareas que los inundaba dos veces al día y el escaso mantenimiento. Y es que en ese año, se construyó desde Colindres 650 metros de escollera y 150 desde Treto, con una altura de casi un metro desde la pleamar equinoccial y siete metros de ancho, finalizando estas por ambos lados mediante rampas con desnivel suficiente para facilitar el acceso de los carruajes a la barca que atravesaba la ría. Fue esta obra la que redujo el paso de agua del Asón entre Colindres y Treto hasta los ciento setenta metros, marcando las futuras carreteras y el límite sur del puerto que conocemos hoy. 

El puerto de Colindres presente en mi vida desde la infancia.
Ignacio Pérez Piñero